Búho Rótulos Roura

Por decisión municipal los carteles de neón en Barcelona no existen, aunque algunos han sobrevivido y han sido indultados. El búho de Rotulos Roura es uno de ellos. Gracias a ello Jacinta seguía sonriendo ya que cuando era pequeña al pasar con el coche siempre miraba arriba y si veía al búho significaba que estaba cerca de casa de sus abuelos.

 

Búho Rótulos Roura

Casa de les Punxes

,

En realidad es la Casa Terradas y son 3 fincas en una. La de Ángela, Rosa y Josefa. Un mix de referencias historicistas, suelos hidráulicos, forja naturalista, jardines pétreos y la leyenda de Sant Jordi. .

Casa de les punxes

 

Así empieza nuestra historia de Barcelona y la continuamos hablando de la gran desconocida: La Casa de les Punxes.

Siempre la hemos contemplado desde el exterior, el interior ha estado cerrado al público. Desde hace un par de años se ha vuelto a recuperar un pequeño espacio de la casa que correspondía a un piso alquilado y las azoteas. El objetivo es recuperar el espacio para poder ir conociendo esta obra arquitectónica de Josep Puig i Cadalfach, una vez que se terminen los alquileres de oficinas y pisos actuales.

La visita a la Casa de les Punxes ofrece un interesante recorrido para conocer la Barcelona de principios del S.XX.

A través de una audio guía, que se autoejecuta a medida que avanzamos por las diferentes salas, podemos entender la Leyenda de Sant Jordi y el peso en la construcción del edificio e ideario catalán romántico.

El montaje y escenografía es espectacular: el suelo interactúa al caminar, podemos ver una sombra de un dragón, las salas se van abriendo y cerrando al paso, tenemos grandes pantallas y proyeccciones,  juego de cristales, luces…

Casa de les punxes St Jordi

 

Una vez recorrida esta leyenda y su tradición, pasaremos a conocer a la burguesía catalana del S.XX y en concreto a la família que impulsó el proyecto: la familia Terradas.

Se nos explica el proyecto arquitectónico de Puig inspirado en el castillo de Neuschwanstein, en Baviera (Alemania). En realidad no es una única casa sino que son 3, la fachada unifica la construcción. Las tres casas están dedidacas en todo detalle a cada una de las hermanas, desde el suelo a la cerámica, molduras etc.. Casa de les punxesPor último a través de un ascensor se nos permite subir a la azotea para recorrer las torres y conocer más sobre Puig i Cadalfach su figura como historiador del arte, arquitecto y político. Algunas torres sólo tienen audio musical de Wagner, muy de moda en la época de construcción de la Casa y en otras nos encontramos la explicación del panot de Barcelona.

No dudéis en ir a Casa de les punxes para poder conocer una parte de la historia de Barcelona.

 

 

 

La Rosa de Barcelona

Corria l’any 1906 quan van decidir que l’eixample calia tenir un paviment pel gran problema de fang.

Abans cada veí pavimentava els 2 metres i mig davant de casa seva, la resta era camí de terra. Hi van pensar amb el panot que havia creat Josep Puig i Cadalfach per la casa Ametller, just a l’entrada on entraven els senyors amb carruatges, de 20x20cm i que era una flor, una rosa. Resistent, de fàcil manteniment. El què no sabien que es convertiria en un símbol de la ciutat de Barcelona.

Panot Flor de Barcelona

Antoni Ametller, industrial de la xocolata, va encarregar a Josep Puig i Cadalfach la remodelació de la finca que havia comprat al numero 101 del Passeig de Gràcia de Barcelona.

La intervenció de Puig i Cadafalch va afectar a tot l’edifici: enderrocament de façana i recomposició, reestructuració  i redecoració de plantes , rehabilitació de cuines i banys, la incorporació d’un ascensor i una plataforma giratòria per a l’automòbil del propietari…Just a l’entrada dels carruatges va posar unes rajoles al terra per facilitar també l’entrada d’aquests amb unes flors semblants a les flors de l’atmeller.

Casa Ametller panot

Ascensor Casanovas

Novembre 1908: La Catalina havia de pujar a la cinquena planta, d’aquell edifici al carrer Casanovas. Va entrar atemorida a aquell cub de fusta i vidre… allò havia de pujar?
Mai havia pujat amb aquells trastos, venia corrent des de Gran de Gràcia perquè la Mariona li havia dit que tenia un nou encàrrec per fer un vestit i la clienta estava esperant-la en aquella planta.
Va pensar que no havia de ser complicat això d’anar amb ascensor, però com no sabia llegir va suposar que si contava fins a cinc botons, arribaria.

En baixar va veure que estava encara a la segona planta i va preferir deixar la maleïda màquina per seguir pujant caminant per les escales a visitar a la clienta de la Mariona.

 

Ascensor Casanovas

 

 

Bibliografia:

http://lameva.barcelona.cat/barcelonablog/es/insolito/los-primeros-ascensores-de-barcelona-elementos-decorativos-de-los-edificios-de-leixample