Carrer Petritxol

,

Linyu venía con su guía bajo el brazo, ponía que se debía comer chocolate deshecho con nata y churros. Entró en la pequeña calle de Petritxol hacía la Granja La Pallaresa. Pidió el kit y disfrutó mucho, aunque los 30 grados a la sombra y el 80% de humedad no ayudaban.
La nata era una delicia, el chocolate caliente un orgasmo y los churros con todo el azúcar el colofón. Con energía para parar un tren, se fue andando hasta el parc Güell, subió a los bunkers y acabó en la Sagrada Familia.

Carrer petritxol

Palau de la Generalitat

,

Jordi miraba hacía arriba para entrar en el palacio de la Generalidad (Palau de la Generalitat en catalán) . Acababa de ser nombrado su presidente. Lo que nadie sabía es que las cuatro columnas de la entrada de granito eran del s.II y provenían de la ciudad de Troia situada en la actual Turquia.
Estas fueron fabricadas para Tarraco por encargo, luego formaron parte de una iglesia y gracias a Pere Blai acabaron en la fachada de la Generalitat.

Palau de la Generalitat